Coaching de equipos

Las cuatro claves de un equipo excelente

Al son de la misma melodía

Al igual que una orquesta que practica y ensaya cada día para tocar al son de una misma melodía, los equipos deben entrenarse si desean obtener resultados excelentes.

Encuentro en la orquesta una metáfora brillante sobre lo que sucede en los equipos y en las organizaciones.

Una orquesta es un equipo formado por cuerda, viento y percusión donde dependiendo de la pieza que se interprete, habrá instrumentos con mayor presencia que otros. Aún así, todos siguen una partitura con unos tiempos claros y precisos, y con la necesidad de escucharse mutuamente para que la pieza funcione. Deben trabajar en equipo para sacar el mejor sonido.

Por supuesto sin olvidar al director de orquesta, el que permite que el sonido y la historia que hay detrás de cada instrumento se escuche al mismo tiempo y en armonía.

En las organizaciones y los equipos ocurre lo mismo: CEO, directivos y equipos. 

Todos sonando y vibrando en la misma sintonía (objetivo común) cada uno con sus instrumentos (aptitudes y recursos) y con un director de orquesta (Ceo o líder del equipo) que permite que cada instrumento (equipo y personas que lo conforman) se desarrolle con todo su potencial.

¿Cuáles son las 4 claves del éxito de un equipo excelente?

De acuerdo con Claude Arribas en su artículo “El Coaching Sistémico de Organización y sus resultados extraordinarios”  (https://www.anse.fr/espanol/el-coaching-sistemico-de-organizacion-y-sus-resultados-extraordinarios/)las 4 claves del rendimiento de un equipo excelente son:

  1. La calidad de las decisiones óptimas, que permite desarrollar la circularidad, la responsabilidad, el rendimiento y el altruismo. 
  2. La calidad de la gestión del tiempo que permite desarrollar los valores del rendimiento, el respeto e integridad. 
  3. La calidad de las interrelaciones que permite desarrollar el compromiso, la flexibilidad y la transparencia. 
  4. El aprendizaje continuo que permite desarrollar la anticipación, la innovación y el reconocimiento.

En AMAGI acompañamos a nuestros actuales y futuros clientes a través del proceso de reuniones delegadas de Alain Cardon, aprendizajes que incorporamos a lo largo  de los programas de formación y supervisión con Claude Arribas en la Escuela ANSE-Metasysteme© Madrid (https://www.anse.fr/espanol/fechas-y-inscripciones-en-espana/). 

Este proceso pone foco en que la única tarea que el líder de un equipo no puede delegar es la responsabilidad sobre las decisiones tomadas, de modo que el resto de las funciones pueden ser delegadas en el equipo, permitiendo al líder, enfocarse en la calidad de las decisiones que se toman por parte del equipo y contribuir con sus propias ideas y estrategia.

El desarrollo de estas funciones delegadas en el equipo se realiza a través de cuatro roles:

  • Facilitador (calidad de las interrelaciones) 
  • Empujador de decisiones (calidad de las decisiones)
  • Time keeper (calidad de la gestión del tiempo)
  • Co-coach (aprendizaje continuo y liderazgo delegativo).

Los roles delegados permiten crear un nuevo paradigma y una nueva cultura dentro de los equipos y por tanto dentro de la empresa.

Permiten el desarrollo de la transparencia, valor fundamental tanto para definir objetivos y acciones, como para generar un ambiente sincero, haciendo del reconocimiento del error y la experimentación, la vía de aprendizaje individual y colectivo. El aprendizaje del equipo se consigue instaurando una cultura de feedback que incluye propuestas de mejora. 

Nuestra experiencia nos demuestra que poder pedir al equipo o a un compañero lo que necesitas para sentirte más satisfecho en tu puesto de trabajo, sin duda mejora la calidad profesional del equipo y sus resultados.

«Un equipo es la suma de todos, cuanto mayor grado de satisfacción personal haya, mayor es el coeficiente de éxito grupal.«

Volviendo a nuestros roles, los tres primeros permiten en las sesiones de coaching de equipos, la observación e invitación a la participación total de todos los miembros que asisten a la sesión (papel del facilitador), conducir al equipo hacia decisiones específicas que permitan emprender acciones concretas e inmediatas (papel del empujador) y controlar el tiempo de manera eficaz (time keeper).

El último rol, el del co-coach, encarga de dar una opción de mejora al final del día a cada participante de la reunión, lo que va a permitir el crecimiento del propio co-coach y de sus compañeros, invitándoles a buscar la excelencia en su próxima actuación.

De esta manera, el líder permite que el equipo tome decisiones, delegando su poder y permitiendo pasar del control a la corresponsabilidad del equipo, el respeto y la escucha.

¿Qué permite el Autodiagnóstico Estilo de Liderazgo?

El Autodiágnostico de Estilo de Liderazgo de la Escuela Metasysteme© de Alain Cardon, desarrollada en España por Claude Arribas (https://www.anse.fr/espanol/red-metasysteme-coach-academy-de-alain-cardon/) permite descubrir cómo ejercer un liderazgo eficaz en base a las variables instrumentales y relacionales que presenta un equipo en situaciones de management diferente.

Dice Benjamin Zander en su charla TEDex que, un director de orquesta en realidad no produce ningún sonido. Su poder depende de su habilidad de hacer poderosas a otras personas, de despertar posibilidades en otras personasLa clave del éxito es saber cuántos ojos brillantes tengo a mi alrededor.

Un paralelismo excepcional sobre cómo debería ser un líder en la actualidad.

¿Qué tipo de LIDER quieres ser?

Gracias al Autodiagnóstico Estilo de liderazgo de la Escuela Metasysteme©, los equipos pueden descubrir su estilo de liderazgo personal, y el equipo puede determinar su perfilADN cultura colectiva. 

Este trabajo revela los talentos y potenciales a desarrollar así́ como los puntos claves que tendrán que ser desarrollados, siendo aplicables en una doble dimensión individual y de conjunto. El equipo sienta las bases de su potencial de futuro, y precisa sus objetivos y ambiciones.

En AMAGI utilizamos esta herramienta y metodología para acompañar a nuestros clientes a poner luz en sus objetivos de coaching tanto individual como de equipo.

¿Cuáles son las acciones de las personas y equipos que convierten una empresa en una organización de alto rendimiento?

  • Cumplen de plazos
  • Eficientes en el tiempo y recursos que invierten en la innovación
  • Flexibles en su estilo de liderazgo
  • Multidisciplinares y diversas
  • Capacidad de diferenciación
  • Son altamente productivas 
  • Adaptan su comunicación a la situación
  • Consiguen un alto grado de relación
  • Deleitan a sus clientes 

Liderar una organización cuyos equipos estén alineados con su visión y propósito, y con los objetivos y acciones de cada área no es azar ni suerte. Podemos resumir que es el resultado de un trabajo profundo y continuo de las relaciones, de una sincronización y gestión de tiempos, de instaurar el concepto de mejora continua donde de manera individual y colectiva se asumen riesgos y errores que conduzcan a la búsqueda de la excelencia. 

Nada de lo anterior se concibe como concepto aislado, podemos asegurar dada nuestra experiencia con equipos que, a medida que mejora uno de estos aspectos, mejoran los demás, y se desarrollan otros aspectos como la eficacia en las reuniones, la calidad en la toma de decisiones, optimización del “time to market” y un concepto altamente enraizado en la transformación digital que es, la humanización de la organización.

Recogiendo la frase anterior: “un equipo es la suma de todos, cuanto mayor grado de satisfacción personal haya, mayor es el coeficiente de éxito grupal”. 

De manera fractal podemos extrapolarlo al mundo, “cuantas más empresas haya con un alto nivel de felicidad y satisfacción, mayor será la felicidad global”, lo que va a permitir un mundo que acoja conceptos como la honestidad, la creatividad, la igualdad, la solidaridad y sin duda la sostenibilidad.

Nos complace decir que trabajamos cada día para acompañar a los equipos a conseguir todos estos objetivos y excelentes resultados, inspirados por nuestra visión empresarial: 

Crear espacios donde las organizaciones se detienen a observar, conectar sus recursos y actuar con valentía para aumentar su rendimiento y contribuir a un mundo mejor”. 

Finalmente, os invitamos a que veáis la charla completa de Benjamin Zander, un auténtico chute de optimismo y conexión con nuestra sensibilidad más profunda.

Esperamos que os inspire.

Charla de Benjamin Zander: https://www.youtube.com/watch?v=d-7GrKiVVfc

¿Te ha gustado el artículo? Si deseas conocer nuestro servicio de Coaching de equipos, visita nuestra página: https://amagi.coach/servicios/coaching/

Write a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies