Juego, humor y team building

Y tú, ¿cuándo dejaste de jugar?

El juego, la risa, el humor, la diversión, el movimiento, la creatividad y la imaginación son conceptos que relacionamos con la infancia. Cuando somos niños no hay límites mentales en lo que se refiere a jugar, a cantar, bailar o dibujar. Es una etapa en la que nos expresamos sin condición, libremente y disfrutando.

Nuestro nivel de juego en la infancia es altísimo y en cambio el nivel de miedo al ridículo muy bajo. A medida que vamos creciendo, vamos transformándonos y donde antes había flexibilidad y libertad, la edad adulta nos trae rigidez, estructuras, miedo al ridículo, sedentarismo, preocupaciones, límites y stress.

Las empresas y el ambiente laboral no ayudan, es más se vuelve un reto poder disfrutar de nuestro día a día en el trabajo.

¿En cuántas entrevistas te han preguntado qué cosas te apasionan y cuáles hacen que te diviertas?

¿Cuándo es la última vez que tu jefe te preguntó si disfrutabas con tu trabajo y si estabas feliz en tu puesto?

El liderazgo y la elección de personal deben adaptarse a las necesidades de este momento, donde la escala de valores para un trabajador ha cambiado: la felicidad, sentirse motivado, el reconocimiento y el aprendizaje continuo se han convertido en elementos fundamentales a la hora de elegir una empresa donde trabajar.

Si no hay satisfacción, motivación, si no hay diversión, si no hay complicidad, los equipos y las personas no pueden funcionar y aún peor, no durarán en el tiempo.

El Team Building es un día y una ocasión perfecta para entrenar todo esto, pero, ¿ y si podemos mantener este espíritu de motivación durante el resto del año?

Para escribir este artículo quise leer sobre la importancia del juego en los niños. Lo que descubrí es que la mayoría de las pautas que benefician su crecimiento, podrían adaptarse a muchos equipos para desarrollar ciertas habilidades.

1.A través del juego hay posibilidad de buscar, explorar, descubrir y probar cosas nuevas

No estamos diciendo que debamos ponernos todos los días a jugar al parchís en la oficina, pero sí que sería interesante mantener la motivación de exploración y descubrimiento de nuevas formas o herramientas

En cambio, cuando hablamos de acciones de Team Building, Amagi se declara totalmente fan de aquellas actividades en las que hay juego, diversión e interacción entre los participantes. Actualmente hay muchas opciones y ejemplos:

  • Lego Team Building
  • Challenge Marhsmallow
  • Deportes y aventuras
  • Moon Landing…

Las actividades propuestas deben proporcionar placer tanto por la ejecución y descubrimiento, como por la propia interacción con los participantes.

2.El juego ayuda a desarrollar la espontaneidad y creatividad

Entendiendo el juego como una dinámica de equipo, reunión, brainstorming, permite que el trabajador invente e incremente su capacidad de pensar. El líder puede facilitar ideas que enriquezcan aquellas propuestas por el trabajador.

3.Juegos sencillos, simplicidad

Simple significa fácil de entender, sencillo, sin complicaciones, manso y apacible. Simplificar los procesos, es ya una característica de cualquier equipo que trabaje la agilidad.

4.Fomentar la reflexión sobre los posibles aprendizajes creados con el “juego”

En nuestro ámbito de empresa, esa reflexión es lo que conocemos como feedback, una práctica cada vez más usual. Desde Amagi, siempre alentamos a que ese feedback vaya acompañado de una propuesta de mejora, e invitamos a recibirlo como un regalo que nos hacen. Lo llamamos, feedforward.

La diferencia con el feedback es, que este se centra en aspectos del pasado. Se piensa en la comunicación como algo del momento, sin determinar una intención para llevarla hacia otro nivel.

El feedforward es un proceso mediante el cual la retroalimentación entre los miembros de una empresa se centra más en las posibilidades futuras.

5.Premiar ideas y esfuerzos por más mínimos que parezcan

Comunicar a tu equipo los logros que vas y van consiguiendo, hacerles partícipes de ello, celebrar y felicitar los éxitos comunes, refuerzan tu liderazgo y multiplica la motivación y unión de las personas que trabajan en él. 

Una manera de premiar y reconocer los logros entre los miembros de un equipo son las kudo cards.

Las kudo cards, utilizadas en el Management 3.0, son unas tarjetas diseñadas para añadir un texto escrito de agradecimiento, de reconocimiento público a alguien por una acción que haya realizado. Se pueden entregar de forma individual, pegarlas en un muro (kudo Wall) o depositarlas en una caja (kudo box), que se abre cada cierto tiempo para repartir las tarjetas entre sus destinatarios

El reconocimiento por nuestras ideas, esfuerzos o acciones funciona mejor que las recompensas económicas externas, como el dinero. El objetivo es conseguir que tu equipo se sienta motivado de manera interna, es decir, que su comportamiento, determinación o impulso, nazcan del interior y por iniciativa propia. 

Así es como funcionamos en la infancia, jugamos y exploramos por el propio placer de hacerlo y no con el objetivo de conseguir la recompensa (“overjustification effect”).

Te recomendamos nuestro artículo sobre el liderazgo: https://amagi.coach/las-emociones-al-servicio-del-liderazgo/

HUMOR

Dice Karim González que, el humor es la mejor manera de conectarse con los demás y que además sirve para que la gente se ría. Y es que la risa une, y además se contagia.

Este contagio se debe a nuestras neuronas espejo, que nos permiten imitar la acción del individuo que estamos observando. Pero no solo nos reímos por imitación, sino porque la risa es una función del sistema nervioso que nos ayuda a relajarnos y nos devuelve una sensación de bienestar. Sin olvidar su carácter terapéutico, ya que la risa nos ayuda a liberar tensión.

La risa nace o se crea como mecanismo de protección esencial en el ser humano, de ahí que muchas veces surja en momentos muy tristes y trágicos, como en un funeral.También puede brotar en situaciones donde alguien se tropieza o cuando algo nos da vergüenza. Según científicos de la Universidad de California, sin la capacidad de reír no podríamos reaccionar ante gran parte de lo que nos ocurre en la vida.

Freud, que estudió y escribió varios ensayos sobre el humor, dice que el humor es una especie de sarcasmo continuado, donde lo irreverente, lo absurdo, lo grotesco y hasta lo escatológico pueden darse la mano.

Y si la risa libera tensión, ¿por qué cada vez nos reímos menos? ¿Y por qué no lo entrenamos como entrenamos nuestros músculos o nuestras capacidades intelectuales?

La risa como liberación puede ser algo planificado, un esfuerzo consciente para liberar las tensiones de la vida y las inhibiciones. Es importante y fundamental que haya mucha risa y diversión en las acciones de Team Building, para empezar a entrenar la capacidad de disfrute, de distensión y relajación.  

Para empezar a practicarlo, os dejamos con la charla que dio nuestro colaborador Karim en Tedex Acueducto Segovia, sobre el humor y la autenticidad. ¡Esperamos que os guste!

Si te ha gustado el artículo y estás interesado en contratar un servicio de Team Building, no dudes en visitar nuestro sitio web: www.amagi.coach o puedes ponerte directamente en contacto con nosotros en amagi@amagi.coach.

Write a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies